lunes, 19 de mayo de 2014

Entrevista a Adrián con motivo del Festival de Cine de Fuengirola

¡Buenos días!
Hacía mucho que no os traía ninguna entrevista de Adri, así que hoy por fin tenéis una nueva :D
Con motivo de la presentación de Temporal en el Festival de cine de Fuengirola el próximo 26 de Mayo, el blog de "El arcón de Natalia" ha entrevistado a Adrián y a Melani Olivares.
Os traigo la parte de la entrevista de Adri: 

Turno ahora para Adrián Lastra quién nos atiende a través de los auriculares más famosos de todo twitter y que reconoce que, a pesar de lo que ha disfrutado haciendo de vendedor en la película, odia las aspiradoras después del rodaje. No en vano, su personaje las tiene que vender casa por casa, sin ser un experto en ello y liándose bastante con el propósito que tiene en ese trabajo temporal que no tiene más remedio que hacer. Le preguntamos también por sus sensaciones

Pregunta: En el caso de Melani, su Melani, es una teleoperadora que lucha por sus derechos a pesar de que la dejan sola en ese objetivo, ¿cual es el caso de tu personaje? ¿No dedicarse a lo que le gustaría y tener que coger un trabajo que no le motiva?

Adrián Lastra: Hoy por hoy, no es que no coges el trabajo que te gusta, es que no hay trabajo. Entonces, te tienes que conformar con el primer curro que tengas e irte a una empresa de trabajo temporal a sufrir un poco y coger el día a día, no el mes a mes. La película son 24 horas donde se ve lo que tiene que sufrir un trabajador, no ya a final de mes sino al final de día.

P: ¿Tuviste que usar muchas frases tópicas de vendedor?

Adrián Lastra: Estuve tres o cuatro días que me fui con un vendedor de unas aspiradoras que eran una barbaridad. Él montaba un cirio cada vez que tenía que montar las muestras para vender las aspiradoras pero es que son psicólogos, lo que pasa es que mi personaje no sabe, es un pusilánime que acaba tomándose un café con la primera persona a la que entra en su casa para vender la aspiradora. Este tipo de gente, vendedores y demás, cuando venden un producto que es bueno, es verdad, lo vendes con toda la ilusión del mundo porque es la pura realidad. Tu no tienes dinero para comprartela tu como vendedor pero sabes que limpia todos los excrementos que hay en las alfombras, como dice mi personaje, todo ese festival de mierda.

P: Es una profesión, además, un poco denostada porque resultan a veces pesados y por los engaños que se han sufrido en algunas ocasiones

Adrián Lastra: Es complicado. Tienes que tener muchísima psicología y tienes que saber muy bien lo que vas a vender. Y a que tipo de gente. Todo comercial tiene un premio.

P: ¿Por qué respondiste enseguida al guión de Catxo sobre las demás ofertas que seguramente te llegarían en ese mismo momento?

Adrián Lastra: Me encantó la propuesta que tenía Catxo. Es una propuesta arriesgada, no es una película normal aunque tenga su toque comercial, por supuesto, pero es que el guión me pareció muy bueno. Esto de las historias paralelas que no tienen nada que ver y acaban en que todos acabamos en lo mismo, en ese temporal del día que al final acabamos todos en el mismo temporal. De hecho, ahí el título. Y también por el elenco, que iba a compartir con Luis Callejo una secuencia tan complicada como es la del maltrato, pensé es un órdago, te puede salir bien o te puede salir mal, entremedias, no creo que te vayas a quedar.

P: Tu carrera ha pasado por diálogos de musical, de época, cómicos, pero quizás en “Temporal” te has encontrado con los más de calle, los más realistas

Adrián Lastra: De hecho, Catxo nos dejaba jugar mucho. Estábamos bastante fieles al texto pero Catxo rodaba de una forma que no había rodado nunca, montaba una secuencia desde cientos de puntos de vista, con un plano hacíamos 15 tomas y cada toma no tenía nada que ver a la que habías hecho anteriormente. Para probar, jugar y ver por donde podía salir el personaje o por donde podía tirar esa trama. Nos dejaba meter muchas cosas nuestras aunque no haya mucho mío en el personaje. 

P: Va a ser de las películas que te vas a reír con algunas de las situaciones de las escenas y luego cuando se comenta con los amigos, te arrepientes de lo que te has reído

Adrián Lastra: Justo esta es la comedia que más me gusta que es el drama ralentizado y de ahí, surge la comedia. Eso le pasa a esta película. Yo cuando he visto la película con público, hay secuencias con el maltratador que la gente se ríe mucho y no es una situación cómica para nada, en absoluto, es una situación bastante dramática pero esa cosa que tiene la gente que tú vas por la calle y te resbalas con una cáscara de plátano y se cae y la primera cosa que tienes es una carcajada, la segunda es me siento fatal por haberme reído, por qué me he reído. La gente sale de la película con un mal cuerpo bárbaro pero durante la película se están riendo.

P: Me faltó que ganaras ese Goya al mejor actor revelación por “Primos”. Desde “Airbag” no me había vuelto a reír tanto con una comedia española

Adrián Lastra: El premio, hoy por hoy, es currar y si encima luego ya tienes una pequeña nominación es genial y si te lo dan, eso ya es la fiesta. El jamón ibérico que te dan por estar nominado a un Goya por una comedia, tu primera peli, eso es un regalo ya.

P: Tu personaje fue de los más queridos en “Primos” y con tu Pedro de “Velvet” te está pasando igual. Vas a ser el nuevo novio / amigo/ compañero de trabajo que todos quisieran tener

Adrián Lastra: Si a la gente le mola los personajes que hago, yo sobretodo lo que pongo es mi pasión, mis ganas y mi ilusión por cada personaje que hago. Si eso luego se ve y la gente responde así, pues significa que está funcionando. También son personajes muy agradecidos y que la gente conecta mucho con ellos.

P: Has conseguido mucho pero si te pudieran ofrecer tu papel de ensueño, ¿cual sería?

Adrián Lastra: Un superhéroe. Me encanta el tema de los superhéroes. Los personajes que he hecho, casi siempre, son pusilánimes que no tienen la fuerza ni la energía para poder afrontar sus problemas y luego al final se convierten en lo que son, superhéroes reales que sus problemas los ponen de lado y lo único que quieren es ayudar a la gente. A nivel de ¿qué te molaría hacer, Adri?. Yo, un superhéroe. Son cosas de niños pero siempre digo que los niños son los mejores actores que hay porque son los que verdaderamente juegan. Si me he ido a Londres ahora y me he comprado un cuadro de “La última cena” y los personajes no son apóstoles ni Jesucristos, son todo superhéroes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario